El Afinador de Noticias
Lecturas veraniegas: Las Playeras, México D.F. 1886

Los palos de la A a la Z


Cabales /

Silverio Franconetti

Se trata de una seguiriya de cambio, lo que significa que en todo o en parte del cante se cambia de tonalidad: de la tonalidad andaluza habitual al modo mayor.

Rafael Pareja, veterano de reconocida solvencia flamenca afina: ‘Ese estribillo (las cabales), creación de Silverio, se llamaba así porque tenía el temple recio igual que la seguiriya; lo decía inmediatamente después del último tercio de esta. La letra más corriente era la que decía: ‘Moritos a caballo critianos a pie’. Silverio Franconetti limpió, fijó y dio esplendor al primer repertorio jondo, entre este las seguiriyas cabales. Para la posterioridad, a pesar de la pertinaz amnesia patria y los sesgos gitanistas, ha quedado su cante seguiriyero por cabales.

Todas las cabales son piezas de enorme dificultad de interpretación, con entonaciones muy agudas, y suelen cerrar, como decimos, tandas de seguiriya.

Se aprecia la entrada en la cabal cuando el guitarrista cambia la tonalidad, del modo flamenco al modo mayor

En el repertorio flamenco se encuentran varios modelos de seguiriyas en modo mayor, cabales atribuidas por la tradición o bien por estudiosos como Luis Soler Guevara y Ramón Soler Díaz, que en su libro ‘Antonio Mairena en el Mundo de la Siguiriya y la Soleá’ hicieron un cuadro de seguiriyas y soleares que seguimos en este caso.

La cabal más antigua sería entonces la atribuida al  gaditano El Planeta, y mucho parece tener de Silverio. Escuchamos a Rafael Romero El Gallina


El alumno más aventajado de El Planeta fue el cantaor de Puerto Real El Fillo, quien dejó dos estilos de cabales, además de uno de seguiriya (ver). El primero La Rubia de Jerez

El mismo cante lo interpreta José Menese pero con acompañamiento modal

La segunda cabal de El Fillo se suele interpretar modal con guiños al mayor propio de un cante nominado toná liviana y que los Soler clasifican como Nitri 2 y el cante de El Lebrijano, el de Miguel el de la Pepa 1, el cante nominado toná liviana que los Soler clasifican como Nitri 3 o el de El Tuerto la Peña (ver seguiriyas). La de El Fillo se la escuchamos a Antonio Mairena

El cante de El Tuerto la Peña tiene, en la versión de Pastora Pavón, la letra de las Mirris en tono de cabal rematada por seguiriyas

A Silverio también se le atribuye un tipo de cabal que generalmente se conoce como cabal de El Sernita. La personalidad arroyadora de este cantaor jerezano dejó su impronta en este bellísimo cante eclipsando a su creador.

Preciosas y muy populares son las cabales de otro jerezano grande del cante, El Loco Mateo, que también la traemos por Sernita

Se suele asignar como cabal el cante de Manuel Molina 3 aunque en realidad se trata de una seguiriya, ya que tanto la melodía como el acompañamiento (?) se realizan sobre el modo andaluz. Canta Pepe de la Matrona con la salida propia de Curro Dulce 3

Al contrario ocurre con el cante de La Josefa, no viene registrada como cabal por los Soler pero en la versión de Joselero se acompaña como tal. Se cree que su nombre fue Josefa Ríos y que nació alrededor del 1840. Guarda relación con el cante de Frasco El Colorao.

El compás

Idéntico al que se realiza en las seguiriyas

La tonalidad

Es el elemento diferenciador de las cabales con respecto al modo flamenco propio de las seguiriyas. El tono mayor es el que define estos cantes y nos trasladan a una época en la que, como en el repertorio popular, los modos armónicos (el mayor y el menor) dominan sobre el nuevo modo flamenco, heredado del fandangos antiguos, jaleos…

Las letras

La métrica de las letras es, generalmente, como la de las seguiriyas, cuatro versos con la métrica 6-6-11-6

Imagen de previsualización de YouTube

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011