El Afinador de Noticias
La ruta Sevilla - Cádiz en 1846

Los palos de la A a la Z


Carcelera /

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las carceleras son tonás de ambiente carcelario, a través de las cuales transmiten sus cuitas quienes sufrieron prisión.

Julio Romero de Torres: La Carcelera

Estilo flamenco considerado como una modalidad de martinete que pertenece al grupo de los denominados ‘cantes a palo seco’.

Como carceleras se rotulan muchas veces los martinetes-corridos, que bien pudieron tener su origen en el penal de El Puerto de Santa María; la única diferencia con un martinete es la temática de sus coplas y una cadencia propia de este cante que lo hace inconfundible. Se la escuchamos a Antonio Ranchal


Otro tipo de carceleras, cuya melodía apenas se interpreta sino como soporte musical de algunas saetas, parece más bien una seguiriya cabal, seguiriyas en modo mayor. Traemos a una jovencísima Rocío Dúrcal cantando una saeta sobre la melodía de la carcelera

EL COMPÁS

Como todas las tonás, las carceleras se cantan sin una métrica musical determinada, cante libre como se denomina en la nomenclatura flamenca

LA TONALIDAD

Se cantan en modo mayor

LAS LETRAS

Las estrofas sobre las que se canta la carcelera son, por lo general octosilábicas de cuatro o cinco versos de los que se repite, en las de cinco, el primero y el último y en la de cuatro versos se suelen repetir el primero, tercero y cuarto.

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011