El Afinador de Noticias
La ruta Sevilla - Cádiz en 1846

Los palos de la A a la Z


Cartageneras /

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Café del Burrero

Estilo encuadrado en el grupo de los cantes de levante que tiene su origen en un fandango popular de Cartagena (Murcia) que a finales del siglo XIX se fue configurando como cante flamenco al ser interpretado dicho fandango por destacadas personalidades cantaoras de la época. Ya en 1884 Concepción Peñaranda cantaba en el Café ‘El Burrero’ de Sevilla un tipo de cartagenera, con marcado carácter de malagueña, es probable que en el acompañamiento abandolao con que en aquellos años se solían interpretar los cantes levantinos, y que seguramente había aprendido de Antonio Grau Mora ‘El Rojo el Alpargatero’, destacado intérprete y creador de estos cantes. También se pudieron escuchar en ‘El Burrero’ las granaínas y cartageneras de Africa Vázquez, cantaora granadina que vivió largo tiempo en Almería.

La Cartagenera tuvo su auge entre 1890 y 1920, coincidiendo con el de la malagueña

Ambos géneros convivieron juntos durante mucho tiempo influyéndose mutuamente. Algunos autores apuntan incluso a la cartagenera como una malagueña pasada por las minas. De hecho la cartagenera se suele cantar en tono de malagueñas, en vez de adoptar el de la taranta que es el que usan todos los estilos mineros.

Es muy frecuente encontrar grabaciones en los que se intercambia el nombre de cartagenera con el de taranta, malagueña o granaína, todas en referencia al mismo cante. A diferencia de otros cantes de la región, cabe destacar el carácter urbano de la cartagenera y su escasa vinculación con las minas (como es común a otros géneros de la región almeriense-murciana). No obstante, no es raro escuchar versos de cartagenera referidos a los mineros o al mundo de la mina.

En la discografía flamenca se pueden encontrar diferentes variantes de cartagenera que se podrían clasificar en: cartageneras atarantadas, afandangadas, de Chacón, del Niño de Cabra, del Rojo el Alpargatero, de la Trini, de Cartagena, de La Unión, de origen.

Dentro del marco musical de la cartagenera figuran como características generales los tercios largos y ornamentados. La cartagenera carece de toque propio siendo acompañada, como decimos, bien con el toque de la taranta, de granaína o el más común de malagueña.

Este fandango cartagenero, libre de rítmica tiene diferentes modalidades, siendo las dos más conocidas hoy la llamada cartagenera clásica –o grande-, popularizada con la letra ‘Los pícaros tartaneros’, con su llamativa caída en menor


Otro modelo más moderno de este cante lo dejaron grabado dos gigantes del género, Pastora Pavón y Manuel Torre

Pero la variante más reconocida y recreada por los cantaores es el de  Antonio Chacón que popularizó con la copla:

‘Si vas a San Antolín / y a la derecha te inclinas / verás en el primer camarín / a la Pastora Divina / que es vivo retrato a tí’ a la que a veces se designa como cartagenera chica. En esta labor Chacón se acompañó con la guitarra de Ramón Montoya.

Para diferenciar la cartagenera de otros estilos mineros y levantinos basta, en principio, atender a la entrada del cante. La clásica, como decimos, tiene en su incio una caída en menor -la cadencia se hace sobre el relativo menor en vez sobre el tono fundamental- que se corresponde con la última sílaba de la palabra ‘tartaneros’ y que no abunda en otros aires atarantados. Respecto a la cartagenera de origen-Chacón, hay que resaltar también al punto de arrancar, su caída en la sexta del tono fundamental, igualmente coincidiendo con el final de la última sílaba de la palabra o verso con que se abre: ‘Te inclinas’.

EL COMPÁS

Como todos los fandangos mineros la cartagenera se acompaña sobre una métrica libre que permite una rítmica adecuada a los largos y virtuosos tercios del cante

LA TONALIDAD

La estructura armónica bimodal propia del fandango con la variantes propias de los estilos levantinos, el mayor para el cantable y el modal para las variaciones de guitarra

LAS LETRAS

La cartagenera utiliza una copla de cuatro o cinco versos octosílabos distribuidos en los seis tercios del canto de la siguiente forma: B-A-B-C-D-E.

LOS PRINCIPALES INTÉRPRETES

Destacamos como intérpretes de la cartagenera aparte de los antes citados a El Niño de Cabra, Manuel Escacena, Manuel Centeno, Manuel Vallejo, Guerrita, el Niño de la Isla, Pepe Marchena, Enrique Morente o Carmen Linares.

Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011