El Afinador de Noticias
Lecturas veraniegas: Un jaleo pobre en Cádiz, 1848

Los palos de la A a la Z


Polos /

Manuel García por Goya

Estilo flamenco configurado a partir de un antiguo género de la música española muy extendido desde el siglo XVIII. Aquel polo que aparece en las tonadillas (también como caballo español o caballito) evoluciona en un modelo que a principios del XIX fijó Manuel García en su obras ‘El poeta calculista’ y ‘El criado fingido’.


José Cadalso en sus ‘Cartas Marruecas’ (1773) pone en la voz de un joven las siguentes palabras: ‘…en sabiendo leer un romance y tocar un polo, ¿para qué necesita más un caballero?’, atribuyendo carácter instrumental al género. Pocos años después el conde de Noroña, en 1779, lo describe como ‘el quejumbroso polo agitanado’, apuntando que sin quejumbre el polo es gachó, payo y no gitano. Cotarello y Mori nos transmitió los siguientes versos procedentes de un entremés anónimo de mediados del siglo XVIII:  ‘En Portobello te amé,/ en la Veracruz te ví,/ fuí a Buenos Aires muriendo/ y en Lima te dije así:/ Si tu quisieras/ charupa mía/ yo te arruyara/ y te llamaría;/ si tú me amaras/ serías solo/ quién te tocara/ y bailara el polo./ En la Habana, mi vida,/ cantan así: cacharro faquiel faro/ sirano chaqua/ catuleberí./Pase por tonadilla;/ quédese aquí’.

Quizá en su desarrollo tuvo contacto con la empresa indiana ya que Matrona cierra el polo de Tobalo con el siguiente macho: ‘De la habana vengo señores/ de bailar un fandango/ que entre mulatas y chinas / me lo están chancleteando’.

Diario Mercantil de Cádiz 22-7-1824

En cuanto al polo flamenco se ha recuperado una referencia al polo gaditano de 1805 para cantar a la guitarra que pudiera ser el antecedente del que aparece anunciado el 22 de julio de 1824 en el Diario Mercantil de Cádiz ‘El Sr. Manuel Bernal cantará acompañándose con la guitarra el polo de Tovalo, y otras canciones del mismo estilo’. Estamos pues ante uno de los estilos netamente flamencos que se han podido documentar en fecha tan temprana. Lástima que no indique qué otros estilos, quizá otros polos.

Diario Mercantil Cádiz 17/9/1826

Dos años más tarde, entre 1826 y 1829 Antonio Monge ‘El Planeta‘, laureado como rey de los polos, interpreta el de Cádiz, el de Jerez, el de Ronda y el de Tobalo. También aparecerán noticias sobre el polo sevillano.

Hoy el repertorio flamenco conserva dos modalidades, el natural, muy emparentado melódicamente con la rondeña, y el de Tobalo. Guarda muchas similitudes con la caña por lo que sin duda ambos estilos estuvieron muy entreverados durante la gestación de los primeros cantes netamente flamencos. Aquí también observamos la relación de la caña con la serrana por una parte y con la jabera por otra.

Las principales diferencias entre el polo y la caña estriban que que en el primero, tras la introducción de guitarra, se suele iniciar directamente la letra, prescindiendo de la salida del cante propio de la caña. Los ayes también son sutilmente diferentes. La guitarra suele introducir el polo sobre una variación compuesta por Perico el del Lunar que se ha mantenido como modelo del género.

El romancero tuvo sin duda mucho que ver en la configuración del polo, no en vano la letra con que se suele interpretar el polo de Tobalo, ‘Tú eres el diablo, romera,/ que me vienes a tentar’, no es otra cosa que un fragmento del romance del Conde Sol. Lo escuchamos primero en la versión de Pepe de la Matrona, polo con el macho y los ayes de rigor

La brillante versión del malagueño Antonio de Canillas nos ofrece dos cantes, el primero el polo de Tobalo seguido por el que podríamos llamar medio polo, por ser interpretado, como la media granaína, ‘por to lo alto’, con la letra que canta Matrona, ‘Tu eres el diablo romera’.

El polo natural, conocido como el polo del Fillo (o de Curro Dulce), tiene en la melodía del primer verso ‘Carmona tiene una fuente’ la que se canta en la denominada rondeña-malagueña. A este polo, el más extendido, al parecer fue Antonio Chacón quien le imprimió la cuadratura que hoy se suele interpretar. Se lo escuchamos a Jacinto Almadén con la cadencia al sexto grado del modo flamenco (Do) en el primer tercio (la caña lo hace al cuarto (la menor).

Y aquí lo tenemos por Rafael Romero El Gallina con la cadencia al tercer grado del modo flamenco (sol), diferenciándose así del anterior (y de la caña)

Es indudable la relación entre este cante y la llamada rondeña-malagueña, que escuchamos a Luis de Córdoba

Hay además un tipo de soleá, que Fernando Quiñones atribuyó a Paquirri el Guanter, la llamada soleá apolá, un cante mixto de soleares y polo con el que se remataban cañas, polos y antiguas malagueñas. Es un estilo especialmente valiente de soleares, probablemente de estirpe malagueña, aflamencadas en Cádiz y refinadas en Triana. Escuchamos a Pepe de la Matrona cantando la soleá apolá atribuida a Silverio Franconetti (en el apartado soleares escuchar el resto de soleares apolás).

La principal característica que nos ayuda a diferencia la caña del polo, y ambos del resto de soleares, es, como decimos, el paseillo de ayes característico con algunas diferencias entre sí; además del estilo vigoroso del polo que contrasta con el más recogido de la caña.

El Compás
El compás, como en la caña, es el mismo de la soleá

La tonalidad

Si la caña se rige por el modo flamenco, con un carácter más cercano a la soleá y apoyando todo el peso sobre el primer grado modal, el Mi, el polo reposa más sobre el sexto grado modal, el do mayor, y el cuarto, la menor (por arriba), acercándolo en el desarrollo del cante más a los modos armónicos, mayor y menor, que al modo flamenco característico.

Las letras

La estrofa suele ser de soleá grande, estrofa de cuatro versos octosílabos donde riman el segundo y el cuartoy al ser estilos antiguos, se pueden identificar algunos vestigios de romances primitivos.

Los principales intérpretes

Han sido grandes intérpretes del polo flamenco: El Planeta, Tobalo, Silverio, Frijones, Paquirri el Guanté, Enrique Ortega, Curro Durse, Antonio Jimenez, El Fillo, El Gordo Viejo, Antonio Chacón, El Mochuelo, Jarrito, Paco el Sevillano, Jacinto Almadén, Pepe de la Matrona, Antonio Mairena, Juan Valderrama, Rafael Romero, José Menese, Fosforito o Enrique Morente.

Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011