El Afinador de Noticias
La ruta Sevilla - Cádiz en 1846

Los palos de la A a la Z


Tanguillos /

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Coro Los Anticuarios del Tío de la TizaLo que hoy se denomina tanguillo corresponde al tango gaditano, el que cantan los coros de carnaval y se lo debemos a agrupaciones carnavalescas como el famosísimo coro de ‘Las Viejas Ricas’, que a finales del siglo XIX impondrán el sello definitivo que configurará su estructura musical.

Ese tango gaditano una vez metido por medio, en el modo flamenco de las seguiriyas y bulerías, daría lugar, ralentizando el aire, a los tientos.

El tango más popular de todo el repertorio es el que Antonio Rodríguez ‘El Tío de la Tiza’ compuso en 1905 para el coro ‘Los Anticuarios’. Escuchamos una versión de Manolo Vargas con esa música


Chano Lobato

Hacia 1944 se empezó a emplear el término tanguillo para referirse al tango gaditano de carnaval, para diferenciarlo en los créditos de los discos del tango flamenco. La denominación vino de la mano de los principales compositores de la tonadilla folclórica. Lola FLores, por ejemplo, destacó en un modelo de tanguillo recitado, a modo de ‘rap’ andaluz

Digamos que cada tanguillo busca su melodía, por lo que estamos ante múltiples ‘canciones’ de igual cadencia rítmica. La alegría que desprenden los tanguillos, la animada rítmica que genera su singular métrica, son sus elementos diferenciadores. Pericón de Cádiz nos dejó una subasta de cuadros, con la música de ‘Los Anticuarios’ que pasa por ser uno de los más celebrados del repertorio

En las últimas décadas el aire de los tanguillos ha servido para la creación de diversas canciones flamencas, como es el caso del homenaje que Diego Carrasco dedicó a Fernanda de Utrera

El intérprete que mejor ha sabido extraer del tanguillo esencias flamencas ha sido el gaditano Chano Lobato

Más recientemente David Palomar, entre otros, ha sabido recoger el estilo de Chano y Mariana Cornejo para volver a llevar el aroma salino del tanguillo de Cádiz por todo el mundo, aquí con la guitarra de Rafael Rodríguez y las palmas de Anabel Rivera, Diego Montoya y Katumba al cajón

Imagen de previsualización de YouTube

Hoy los tanguillos están casi exclusivamente reservados al repertorio de los guitarristas que, tras la creación de Paco de Lucía han encontrado en el estilo gaditano un soporte rítmico idóneo para sus inspiraciones. Desde la aparición de ‘Casilda’, de Paco de Lucía, ‘Camarón’, de Pata Negra, y ‘Ketama’, del grupo homónimo, precedidos por el ‘Romance de la Luna’, de Paco de Lucía, Tomatito y Camarón, este ‘nuevo tanguillo’ goza de gran aceptación en el repertorio actual.

El compás

La característica principal del tanguillo es el compás sobre el que se realiza, una polirritmia en la que converge todo el universo métrico del flamenco: la superposición de tres compases: el 6/8, el 3/4 y el 2×4, dando lugar a la aparentemente sencilla rítmica del tanguillo, la cual combina el compás binario de subdivisión ternaria (6/8), con un compás binario de subdivisión binaria (2×4) y uno ternario de subdivisión binaria (3/4). Estos tres compases superpuestos dan lugar a lo que conocemos como ritmo de tanguillo.

La tonalidad

Se interpretan los tanguillos en el modo mayor y/o menor, aunque circulan algunos más recientes basados en el modo flamenco.

Las letras

Cualquier tipo de estrofa se puede adaptar al tanguillo que, como ocurre con las bulerías, no impone una métrica fija ya que carece de tercios (versos melódicos) propios que le sujeten a una estructura melódica determinada. El contenido literario del tanguillo suele ser de carácter alegre, crítico-humorístico.

Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011