El Afinador de Noticias
La ruta Sevilla - Cádiz en 1846

Los palos de la A a la Z


Cumbé /

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uno de los bailes que aparecen en el teatro español desde el siglo XVI de posible origen americano con claras influencias africanas. Suele aparece también como paracumbé o guineo, normalmente bailado por los actores que representaban papeles de esclavos, sobre todo en el repertorio de sainetes y tonadillas de la segunda mitad del siglo XVIII. Una denuncia en la Inquisición mejicana de 1716 es bastante elocuente en cuanto a este baile: ‘ciertas coplas que comúnmente llaman chuchumbé, que empiezan ‘en la esquina está parado’, las cuales son en sumo grado escandalosas, obscenas y ofensivas de castos oídos, y se han cantando, y cantan acompañándolas con baile no menos escandaloso, u obsceno, acompañado con acciones demostraciones y meneos deshonestos, y provocativos de lascivia, todo ello en grave ruina, y escándalo a las almas del pueblo cristiano’. Las características musicales del cumbé se pueden resumir en la alternacia de la tónica y la dominante y en el uso de la amalgama de compases de 6/8 y 3/4, amalgama muy generalizada en buena parte de los estilos flamencos (Ver: Reloj flamenco). En la tonadilla a tres titulada ‘Los Negros’ compuesta por Luis Misón en 1761, dice uno de los protagonistas: “Cantemo zeguidilla como loz bancoz, poque también loz negloz noz alegramos (…) Alegrémonos neglillos con el baile y la sonaja que en la casa de la novia tomaremos chocolata. Achi achique, todo lo neglo baila lo cumbé’. Y ochenta años después, el 27 de septiembre de 1847, se anuncia en el diario El Comercio de Cádiz que se bailarán ‘Sevillanas jaleadas y la Cumbé por dos negritos’. Estilo que sin duda disolvió elementos de su estructura musical que vinieron a cristalizar en diversos estilos flamencos. El antecedente africano desde un punto de vista musical con respecto al flamenco es otra de las asignaturas pendientes de la flamencología.


FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011