El Afinador de Noticias
La ruta Sevilla - Cádiz en 1846

Los palos de la A a la Z


Ole /

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Baile pre-flamenco muy habitual en las funciones de los teatros y cafés cantantes durante el siglo XIX. Se suele acompañar en tono menor y compás de 3/4. La semicadencia al Mi, a través de Sol y Fa, le otorgan la naturaleza pre-flamenca. Toca el grupo Francisco de Goya


Muy emparentado con el jaleo, era uno de los bailes preferidos del público. En esta letra da costancia de ello:

Con el jaleo y el ole,
las muchachas de hoy en día
se lo dicen a los hombres

El término se utiliza en la música española desde antiguo, teniendo especial presencia en el repertorio de la tonadilla escénica. Así en la tonadila a dúo sin fecha (1780) ‘El gitano celoso’ de Blas de Laserna en las seguidillas majas se canta:

Vamos cantando
veraz el garbo con que yo bailo,
ole ole habrá zapateo,
ole ole veraz el garbo dezte zalero

En en ‘Las colegialas de moda’ de Pablo Esteve, tonadilla a cinco de 1774

Escuchar un fandango
y no bailar en él,
ole que me respingo,
ole mireme usté,
ole, vaya ole,
ea ole ea ea’

En la prensa gaditana se encuentra desde principios del XIX. El más antiguo que hemos localizado es del 7 de febrero de 1803 en el Diario Mercantil: Continuará representándose la pieza en un acto Armida y Raynaldo, segunda parte; concluida se bailará el Ole la hija de la Señora Rodríguez. Al año siguiente, el 26 de agosto se anuncia que se dará fin a el todo de la función con el baile Nacional del Lole. Y en 1807, el 20 de septiembre se anuncia que se continuará con el baile nacional del Ole. Durante todo el siglo se escuchó el Ole (o los Oles) incluso junto a cantes flamencos. 30 de diciembre de 1864: ‘Espectáculos – Teatro del Circo: A beneficio del primer bailarín director del cuerpo coreográfico, don José López Cuchillada: el baile del Ole, las canciones El Joselito y la Soledad del Barrio de Santa María, la pieza gitanesca Los celos de Macaco, la pieza La flor de la canela

Las referencias continúan durante todo el siglo llegando incluso a 1880. Ningún otro baile tuvo tanta proyección en los teatros de toda España. Seguramente muchos de los elementos musicales que definen el Ole se disolvieron para cristalizar pronto en soleares y cantiñas, no en vano el Ole es un tipo de jaleo, como el Vito, tal y como apuntó hace tiempo José Manuel Gamboa la soleá pudo surgir de hacer una tanda de Oles, olear sería entonces interpretar varios oles consecutivos.

Paco de Lucía en su disco Almoraima tituló las siguientes bulerías ‘Ole’

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011