El Afinador de Noticias
La ruta Sevilla - Cádiz en 1846

Los palos de la A a la Z


Blues /

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La historia colonial de la música europea, en su perspectiva atlántica, a estas alturas aun se encuentra pendiente de calibrar. El cambio europeo tras 1492. La eurocéntrica historiografía no ha sido aun capaz de alumbrar de forma integral su pasado colonial.

La flamencología, por ejemplo, cerró hace mucho el capítulo americano con los llamados cantes de ida y vuelta, aquellos evidentemente indianos. Pero el rastro de la música ‘americana’ se remonta al principio de la colonia. Yo diría que a 1493, el más importante hito histórico tras el nacimiento de Cristo*.

Dentro de no mucho habrá que meterse a estudiar los sones de tiempo España en la Florida, Luisiana, Texas, California (nada menos). Indagar en cómo de hispana es su música y viceversa. Podríamos empezar por las relaciones entre el soporte armónico del blues y el fandango cantable del XIX. C’est la même chose, the same thing, es distinto pero es igual. La Luisiana (territorio que hoy ocupan 13 estados) fue española hasta 1803. Nueva Orleans, fundada por los franceses en 1818 fue gobernada por España entre 1763 y 1801, año que volvió a los franceses, Napoleón la vendió por fin a Estados Unidos en 1803.

La descolonización del continene empieza por los trece estados angloamericanos (1776)**, Haití (1804) buena parte de los territorios españoles (1811-1822) y Cuba y Puerto Rico (1898). Que es lo mismo que decir que durante todo el XIX, siglo de la gestación definitiva del arte flamenco, el imperio hispano se desinfló. El pinchazo vino con el Tratado_de_Utrecht tratado de Utrecht tan de actualidad, en 200 años caput. De esa debacle surgen los sones castizos, exaltación de la identidad, el espíritu romántico. Lo flamenco.

Es seguramente el resentimiento hacia los territorios de ultramar lo que ha querido nublar el pasado común***. La flamencología mira a Oriente buscando la raíz cuando toda la creación española está anclada en Occidente. Tanto nos hablan de la cultura mediterránea que nos hemos olvidado del pasado atlántico, tan decisivo en la configuración de nuestro carácter, y por supuesto, de nuestra música.
Hoy la colonización musical es angloamericana. Blues ganó a Fandango y Fandango se hizo flamenco.

* Hegel, Raynal, D’Alambert, Adam Smith. Stephan Zweig en su Amerigo declara que ‘en diez años se descubrió más que en mil’.
** Tres años antes de la Revolución Francesa, 1789
*** Antes era por guajiras La naranja es amarilla y el limón color de caña, y en medio de las Antillas está el corazón de España, después fue por soleá apolá: Ni Veracruz es cruz, ni Santo Domingo es santo, ni Puerto Rico es tan rico pa que lo veneren tanto.

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011