El Afinador de Noticias
La bambera de la Calandria, Sevilla 1846

Los palos de la A a la Z


Zapateado /

El zapateado es uno de los bailes paradigmáticos del género flamenco. La característica diferencial de estos con respecto a los boleros, los llamados regionales o los del clásico español, reside en el uso primordial que se hace de este sistema percusivo al bailar.

Sobre el origen del zapateo, la acción de zapatear en un baile, no está nada claro, son muchas y muy diversas las culturas que lo practican.

Las referencias en la historiografía española son muy numerosas desde hace varios siglos, sin embargo el zapateado flamenco tiene unas características musicales que apuntan a que el intercambio atlántico pudo haber sido determinante para su definitiva formación como baile flamenco. En buena parte de los paises del continente americano existe algún tipo de zapateo, desde el conocido claqué norteamericano hasta los zapateos colombianos o mexicanos, venezolanos, cubanos…


Existen muchos videos en youtube donde podemos observar como la música (sobre todo en la rítmica) de algunos zapateos hispanoamericanos está íntimamente ligada al que se realiza en el flamenco. Lo más normal sería pensar que fueron llevados de la metrópoli hacia las colonias, sin embargo resulta realmente extraño que en España se zapatée solo en la práctica flamenca mientras en los paises americanos se zapatea en géneros de la música tradicional sobre una rítmica muy similar en casi todos ellos, y que coincide con la flamenca, la polirítmia del compás de 6/8 y 2/4 de los tangos de Cádiz o tanguillos.

En la prensa gaditana se encuentran desde al menos 1803 zapateos, taconeos y zapateado. No en vano el zapateado de Cádiz fue uno de los primeros, sino el primer baile flamenco. La bailaora Josefa Vargas pudo haber sido de las pioneras del zapateado tal y como hoy lo conocemos. Así se desprende de la prensa de octubre de 1850.

Adoptó la polirítmia propia de los tanguillos (el tango gaditano) posiblemente atraido por la riqueza rítmica del estilo. Los tanguillos superponen una métrica binaria con una ternaria, ideal para un estilo donde el zapateo es obviamente el elemento primordial, en el que baile y guitarra establecen un diálogo permanente. Esa poliritmia permite al bailaor explayarse con motivos muy diversos.

El zapateado es un estilo actualmente poco frecuentado por los bailaores pero que tiene una larga tradición, la guitarra siempre ha sido fiel al estilo y desde muy atrás el zapateado para guitarra se encuentra en el repertorio de cualquier guitarristas. Lo cultivan debido a la velocidad que implica su realización y la oportunidad de mostrar la riqueza rítmica del toque. Aquí traemos una genialidad de Sabicas acompañando el zapateo de La Mejorana chica

Selección YouTube

Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011