El Afinador de Noticias
La ruta Sevilla - Cádiz en 1846

Los palos de la A a la Z


Jaberas /

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Modalidad de fandango de Málaga y uno de los estilos flamencos más antiguos, que tiene su auge en las primeras décadas del siglo XIX. Estébanez Calderón nos apunta a La Dolores como una cantaora y bailaora gitana que interpretaba un fandango malagueño al estilo de la Jabera. José Luque Navajas atribuye el origen del género a dos hermanas malagueñas vendedoras de habas, las cuales crearon la jabera inspirándose en algún fandango malagueño. Esto hace que la etimología de su nombre se suela relacionar con la primera cantaora que interpretó este género: La Jabera (vendedora de habas). Jabera de María Tacón La jabera es quizá uno de los estilos con los tercios más largos y valientes del flamenco. Tiene gran belleza melódica con intervalos que ponen a prueba al mejor cantaor. Según la clasificación que de los cantes malagueños ha hecho Martín Salazar, existen dos tipos principales de jabera. La más conocida, la de María Tacón.


Jabera de El Negro Este cante se realiza con la salida y sobre la letra más común de la caña. Quizás lo que la rondeña es al polo lo es la jabera a la caña. Una curiosidad interesante y digna de tener en cuenta, aunque suele ser muy común que los intérpretes intercambien letras de un estilo a otro, lo encontramos continuamente en el repertorio de soleares, sirviendo la misma letra para dos estilos distintos.

El compás El acompañamiento es originariamente abandolao, sin embargo perdió el carácter reiterativo del rasgueo abandolao, permitiendo cierta independencia entre guitarrista y cantaor, propiciando que los tercios sean más ricos en ornamentación. La tonalidad La jabera, como todos los fandangos, tiene una estructura armónica basada en la alternancia del cantable (en el modo mayor) con las variaciones de la guitarra (en el modal andaluz). Las letras La letra se corresponde con la quintilla octosilábica propia de los fandangos, repitiendo uno de los versos se obtienen los seis tercios propios de estos cantes. También acepta no obstante letras de cuatro versos, en ese caso se repiten dos de ellos para completar los seis tercios.

Selección YouTube

Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011