El Afinador de Noticias
La ruta Sevilla - Cádiz en 1846

Los palos de la A a la Z


Bambera /

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

cantos de columpioLa bambera, bamba o cantes del columpio, son una adaptación a lo flamenco de una melodía del folclore andaluz que se canta en determinadas celebraciones en las que era costumbre instalar columpios para que los mozos mecieran a las mozas (o las tatas a los niños) mientras entonaban dichas coplas.

Las melodías sobre las que se construye el estilo parten seguramente del repertorio de trilleras, nanas, caleseras, temporeras y otros estilos camperos que se realizan en Andalucía. Debemos, tras las investigaciones llevadas a cabo por Andrés Raya, su inclusión en el repertorio flamenco a Pepe Pinto. Siendo su esposa la intérprete de referencia de la bambera, la enciclopédica cantaora Pastora Pavón ‘Niña de los Peines’, que la grabó, acompañada en son de fandangos por Melchor de Marchena en 1949.


Pero antes, como decimos, también la cantaron a lo flamenco primero Pepe Pinto, en 1935, catorce años antes que Pastora, y Pepe Marchena en la película Martingala de 1940, el primero rotulando el cante como fandangos, tal y como indica su copla de cinco versos, repitiendo uno de ellos tiene la estructura de seis versos propia de esos cantes, aunque la melodía concluye en menor, predomina el modo flamenco, y Marchena al son de milonga. Andres Raya lo ha subido a su blog El flamenco en mi memoria. Esta es la grabación de Pepe Pinto facilitada a Andrés por Ramón Soler con la guitarra de Niño Ricardo

Y esta la de Pepe Marchena en la citada película Martingala como milonga

En todas estas grabaciones escuchamos el compás original de fandango, igualmente en una de Gracia de Triana de 1941 acompañada por Manolo de Badajoz, pero será a partir de una bambera cantada por Naranjito de Triana cuando el acompañamiento, de Paco de Lucía, torne al de bulerías por soleá, que es hoy el más habitual.

El compás

Desde la aportación de Paco de Lucía se impondrá al acompañamineto ternario primigenio el aire de la bulería por soleá, siendo el original en el aire de los fandangos de Huelva, propio de los primeros fandangos naturales o personales.

La tonalidad

La bambera está en el modo flamenco, sin embargo en el final de cada tercio cantaor y guitarra realizan cadencias al modo menor. No hay que olvidar que el modo flamenco y el menor tienen muchos elementos en común y que depende de las cadencias para encontrarnos ante un pasaje en menor o bien en el modo flamenco. No obstante, existen además bamberas, algunas en tonalidad mayor –por ejemplo, todo lo que canta Camarón en ‘La leyenda del tiempo’ son bamberas-, tantas como cantos folclóricos diferentes que se decida aflamencar. Generalmente se acompañan en la tonalidad de Mi flamenco (por arriba).

Las letras

La copla de la bambera suele ser de cinco versos octosílabos que, repitiendo uno, completa la forma estrófica de propia fandango hasta lograr los seis versos melódicos de los que consta.

Selección YouTube

Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube

FAUSTINO NÚÑEZ - Flamencopolis ©2011